Logo
Imprimir esta página
Jueves, 16 Mayo 2019 17:45

El registro de jornada como ejercicio de desinformación

Valora este artículo
(0 votos)

En las últimas semanas los medios españoles se han dedicado a tejer una cadena de fake news sobre los alcances y cumplimiento de este requisito en las empresas.

El digital “Elcaptor.com”, especializado en temas de economía y opinión de ese sector, ha dedicado su artículo “Seis ejemplos de desinformación en torno al nuevo registro de jornada” a destripar la forma en que los grandes medios españoles han informado sobre la implantación del registro de jornadas obligatorio  en las empresas españolas.

Ya en las redes se había notado el disgusto de la ciudadanía por las auténticas chapuzas que se han podido leer en medios como “El Mundo”, “La Razón”, “El Periódico” y otros, que de forma poco profesional se han dedicado a mezclar la información existente con criterios subjetivos y la supuesta complejidad de aplicar una norma que no es en absoluto nueva y que se aplicaba desde antiguo en muchas empresas españolas.

“Elcaptor.com” señala: “La nueva norma no define con exactitud el mecanismo concreto que ha de aplicarse y tan solo se limita a precisar la obligatoriedad de la realización diaria del registro indicando la hora de comienzo y finalización de la jornada. La avalancha de noticias relacionadas con el acontecimiento parece destinada a informar sobre las posibles incógnitas vinculadas al nuevo procedimiento. Sin embargo, junto a dicha supuesta finalidad informativa hemos encontrado una serie de interpretaciones bastante sui genéris sobre la actual normativa laboral, algunas de las cuales rayan la desinformación”.

Entre los ejemplos que aporta se halla esta aseveración de El Mundo: que haya horas extra no quiere decir que la empresa esté obligada a pagarlas. Según la ley, el número máximo de horas extraordinarias al año a realizar por un trabajador es de 80. Aunque en estas no se contará las que se realicen para prevenir o reparar daños extraordinarios y urgentes. Además, las horas extra se podrán abonar económicamente (nunca con una cuantía inferior a la hora ordinaria) o compensar con un descanso.

La verdad es que como señala el artículo: El Estatuto de los Trabajadores indica que las horas extraordinarias sí deben pagarse. O en dinero o en tiempo. Además, la literalidad de la primera y la segunda frase inducen al lector a concluir que a partir de 80 horas la empresa ya no está obligada a pagarlas. Por consiguiente, la redacción conjunta del párrafo, con una matización que corrige la falsedad solamente al final de la argumentación, introduce así más desinformación que información al respecto del tratamiento de las horas extraordinarias realizadas en las empresas.

Se señala como otro aporte a la confusión lo que dice al respecto “El Periódico”: “El tiempo de trabajo efectivo es, en teoría, aquel que un empleado destina durante su jornada laboral a las tareas propias de su puesto. No incluye los espacios de pausa o descanso, como el tiempo para comer o los permisos.”

Lo que en el artículo se tilda de engañoso: es engañoso, o directamente falso, , pues tiempo de trabajo efectivo no solamente es aquel destinado a las tareas propias del puesto, sino también aquel periodo de descanso ‘no inferior a 15 minutos’ en jornadas diarias continuadas, tal y como expresa el Estatuto de los Trabajadores”.

Artículo completo en: http://www.elcaptor.com/economia/ejemplos-desinfomacion-registro-jornada

Visto 342 veces
Copyright © Federación de Sindicatos de Periodistas