Logo
Imprimir esta página
Lunes, 27 Mayo 2019 17:04

Fraude para sortear el registro de jornada

Valora este artículo
(0 votos)

Editores de revistas prefieren contratar falsos autónomos con la intención de no verse obligados a pagar las horas extras con que defraudan desde hace años.

Este mes de mayo, ha entrado en vigencia la normativa sobre registro de jornada, que obliga a todas la empresas a registrar de forma documentada la entrada y salida de los trabajadores en sus empresas. Esta fórmula de registro -que estuvo implantada durante decenios en toda Europa- permite constatar las horas trabajadas y se ha reimplantado con el fin de evitar las horas extras “gratuitas” y garantizar el cumplimiento de la jornada laboral.

Como era de esperar, a casi todos los empresarios les ha generado ciertas molestias; pero está siendo más grave en el mundo de la comunicación por la cantidad de horas no pagadas por las empresas editoriales. Si esto es bastante común en la prensa diaria donde la jornada es flexible; no lo es en la prensa no diaria o revistas donde no hay ninguna justificación para esa implantación y donde se deben pagar las horas extras.

Según recoge el digital ‘prnoticias.com’: “Ante esta situación, la editorial RBA ha decidido esquivar esta vigilancia aumentando sus colaboraciones con trabajadores autónomos (freelance) de tal manera que no se vean obligados a ceñirse a esta normativa recién aprobada por el Gobierno.

De hecho, tal y como ha podido conocer este periódico, la estrategia a seguir por la editora RBA es incrementar el trabajo con colaboradores e ir menguando la plantilla de forma gradual. Por el momento, las condiciones de estos trabajadores estarían ceñidas a turnos que abarcarían no sólo de lunes a viernes, sino también los fines de semana. Parte de estos freelance, especialmente los de la revista Lecturas cuentan con una remuneración de 1.300 euros mensuales de la que habría que restar 300 euros que tienen que destinar a la cuota de autónomos.

Con estas colaboraciones, la empresa evitaría las normas de la nueva ley, ya que los colaboradores no estarían físicamente en la redacción, sino que cubrirían la jornada desde sus propias casas y con sus propios equipos. No obstante, las mismas fuentes apuntan a que desde la editora ofrecen un salario de 15 euros la hora para estos autónomos a los que en ocasiones, han llegado a pedir dedicación exclusiva a sus medios.

Además, los colaboradores tendrían que hacer frente a los costes de programas de edición, que ya no dependería de la empresa editorial. La apuesta por el teletrabajo y los trabajadores autónomos pone en peligro la consistencia de la plantilla de la editora.”

Lo que no señala este artículo es que estos trabajadores no son freelancers sino falsos autónomos y están siendo contratados en un claro fraude de ley que se debe denunciar a la Inspección de Trabajo.

https://prnoticias.com/prensa/prensa-pr/20173866-rba-colaboradores-revista-lectoras

Visto 251 veces
Copyright © Federación de Sindicatos de Periodistas